Si en el post anterior hablábamos de Cómo identificar a los prescriptores de tu marca o aquellas personas que actuarán de altavoz entre sus círculos, ahora toca contactar con ellos y, sobre todo, hacerlo bien. Y es que, si importante es la primera parte de la estrategia del Influencer Marketing, más lo es causar una buena imagen y conseguir que personas ajenas a tu marca hablen bien de ella. Recuerda que una mala ejecución de la campaña puede dar causar un efecto contrario y, en lugar de ganar prescriptores, convertirlos en detractores.

Lo primero es definir la forma en que vas a contactar con ellos. Aunque esto va a depender en gran parte del tipo de producto que quieres lanzar, el método más habitual es hacerlo a través del correo electrónico. También puedes organizar una acción o evento con bloggers e influencers o invitarlos a vivir una experiencia, destino o a conocer unas instalaciones a través de un blog trip.

Este último caso es frecuente en el sector de los viajes y la hostelería; de hecho, grandes eventos turísticos como el caso de la Feria Internacional de Turismo (FITUR) lo tienen cada vez más en cuenta. Así, en su última edición contó con más de 300 blogueros acreditados e incluyó entre sus actividades una agenda bloguera, destinada a recorrer diferentes stands de destinos participantes con objeto de charlar e intercambiar impresiones.

En cualquiera de los casos, necesitas contactar con ellos. ¿Cómo? Debes tener presente una serie de PREMISAS:

  1. Mensaje personalizado. No te comportes como una agencia de prensa (mucho menos como spam) y hagas un envío masivo de información a todos los contactos. Personaliza, dedica unos minutos a conocer a tu destinatario, visita su blog y destaca aquello que te ha hecho contactar con esa persona.
  2. ¿Tienes algo que contar? Entonces sí. No vale emprender una campaña y movilizar a medio mundo 2.0 por el mero hecho de que existas. Piensa bien lo que vas a decir, estructúralo, acompáñalo del material adecuado y, si consideras que el resultado es lo suficientemente interesante, dispara.
  3. Estilo. No es lo mismo dirigirte a una youtuber de moda que a un blogger del sector de las finanzas. En cualquier caso, el tono que emplees en tu comunicación va a depender del de tu empresa, y con ello el mensaje y la creatividad que emplees para llamar su atención. Es muy importante que tu mail no pase al grupo de los No leídos; para ello, personaliza, usa el tono adecuado y redacta un mensaje claro y conciso. El resto de la documentación (dossier de prensa, imágenes, etc.) envíala como adjunto. No marees la perdiz.
  4. No exijas. Ni en cuanto a contenidos ni en plazos. Si un influencer es tenido en cuenta por su comunidad es porque sus valoraciones parten de experiencias reales y no de una campaña de publicidad. Ofréceles el mejor trato y toda la información necesaria.
  5. Pago. En el caso de que quieras definir una hora y fecha de publicación, obtener información de las visitas o asegurarte de que el post, video o acción que ejecute el influencer incluya un spot o imagen de tu campaña, hablamos de publicaciones patrocinadas y no de una colaboración. Si este es tu caso, establece una tarifa y forma de pago. En caso de que no, existen otras formas de incentivar a tus influencers, como muestras o productos en talla real.
  6. Seguimiento. ¿Habrá recibido correctamente el email? ¿Y el envío de la muestra? Tarda mucho en dar señales, ¿y si no le ha gustado? ¡Que no cunda el pánico! Una vez hecho el contacto, debes hacer un seguimiento de la campaña y atender a su correcto funcionamiento. Dirígete a él para comprobar que la información le ha llegado y solventa cualquier problema que haya podido surgir. ¿Acaso al influencer no le ha gustado tu producto o no acaba de entenderlo? Asesóralo.
  7. Monitorización: Si has localizado a tus influencers, les has proporcionado información y has comprobado que el envío se ha realizado bien, tendrás perfectamente ubicada la url de su blog, así como los distintos perfiles en redes sociales. A partir de este momento, comienza la labor de monitorización de la campaña para comprobar la efectividad y alcance de la misma. Realiza listas en Twitter, crea columnas de búsqueda en Hootsuite y programa alertas a través de socialmention o Google AlertsGoogle Alerts: Monitorizacion de una marcaEsta herramienta te permite conocer los resultados recientes de una determinada consulta búsqueda en Google a través de un feed o cuenta de Gmail. Así, puedes configurarlo de forma que sólo recibas las alertas provenientes de Noticias, blogs, videos, foros de debates o la suma de todos. Asimismo, puedes elegir la frecuencia con la que quieres recibir el envío: cuando se produzca, una vez al día o una vez a la semana; así como si los resultados que quieres que Google te proporcionen sean sólo los mejores o todos.
  8. Permanencia. La colaboración no debe acabar aquí. Una vez has iniciado una línea de diálogo con un influencer debes hacerle partícipe de la evolución de tu marca y mantener el contacto. No recurras a él solo en caso de emergencia ni te conviertas en un troll. Conversa a través de las redes sociales, felicítale su cumpleaños e inclúyelo en tu libreta de direcciones esta Navidad. Seguro que agradece ese detalle y deja de verte como a una marca más.
  9. Educación. Ni que decir tiene que tu trato con el influencer debe ser en todo momento correcto. Nunca menosprecies su labor como blogger o al frente de Youtube: no son ningún tipo de publicidad barata, y para barato las palabras “gracias”“por favor”.

Añade una más y creemos un decálogo básico de contacto con influencers. ¿Qué otra premisa consideras necesaria para llevar a cabo una buena estrategia de Marketing de Influencia?
Por Ana Gutiérrez